Clan Zacarías planea volver

A un día del duro golpe al clan, el senador Javier Zacarías Irún insiste en la “irregular” destitución de su esposa, la exintendenta de Ciudad del Este Sandra McLeod. Sin embargo, analizan presentar candidatura o apoyar a alguien para las elecciones.

Vamos a ver qué hacemos. Seguramente, presentaremos candidatura o apoyaremos a alguien. Vamos a ver qué ocurre”, afirmó el senador, que también ayer fue desaforado en el marco de una imputación por declaración falsa e investigación por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

De vuelta, Zacarías Irún cuestionó la “legalidad” de la decisión de la Cámara de Diputados de destituir a su esposa, pese a que la decisión se dio por una amplia mayoría y sustentado en un lapidario informe de la interventora, Carolina Llanes.

Dijo que así como se cuestiona la legalidad de la sesión “mau” donde el grupo de concejales zacariistas aprobaron la renuncia de McLeod, también entonces ellos tienen potestad de cuestionar la decisión de la Cámara Baja. “Entonces, lo resueltó ayer en la Cámara está sujeto a interpretación. Todo está sujeto a interpretación”, afirmó.

En su cuestionamiento, trató de comparar lo actuado por la Justicia Electoral cuando a aceptó la primera renuncia de McLeod y el hecho de que ahora el TSJE desconoció la aceptación “mau” de la dimisión de su esposa y convocó a elecciones, validando así lo resuelto ayer por Diputados.

“Hace muy poco, todos, la mayoría de los medios de prensa, e incluso algunos diputados, pedían el juicio político a la Justicia Electoral porque no respetaba la autonomía, que resulta que la Junta era lo máximo, que era lo mejor, que lo que decidía la Junta era lo que valía. Entonces cuando la Junta decide algo que no le gusta a un sector, resulta que no pasa nada con que la Justicia Electoral no respete la autonomía y la decisión de la Junta”, afirmó.

Lo que no tiene en cuenta –aparentemente adrede– el legislador es que en aquel entonces la Junta Municipal, en uso de sus atribuciones, decidió no tratar la renuncia de McLeod, ya que a todas luces era un simple intento de evitar se apruebe el pedido de intervención a la Comuna esteña. La maniobra quedó aún más evidenciada cuando, unos días después, con la intervención en curso, McLeod accionó judicialmente para frenar su propia renuncia.

Hace unos días, la nueva mayoría zacariista, de vuelta para intentar frustrar que culmine la intervención, sesionó de manera irregular –según varias denuncias ante la justicia– para aprobar la renuncia y nombrar a Celso “Kelembu” Miranda como “intendente”.

La diferencia entre ambas actuaciones es que la sesión realizada por el sector zacariista se hizo irregularmente, fuera del recinto de la Junta Municipal, y destituyendo sin causal válida al actual presidente de la Junta Municipal, Herminio Corvalán.

“Vamos’na a ser francos: cada uno lleva agua a su molino y dice lo que quiere cuando le conviene”, afirmó el senador. Aseguró no estar al tanto de las acciones que asumirán los concejales de su sector, y que hoy se reunirá con su sobrino, el concejal Alejandro Zacarías.

Fuente: ABC Color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *